Voces Layetanas - Reflexiones libres e independientes

"¡Las aulas son de todos!"

Jóvenes alumnos y profesores protestan por que el nacionalismo catalán secuestre sus aulas         
Voces Layetanas
José A. Ruiz 23/10/2019 433
El colectivo juvenil es el más frágil en Cataluña, y no por que sus mentes sean mas permeables a ideas radicales o su revolución hormonal les haga más proclives a la violencia. La fragilidad estriba en que los jóvenes, y muy especialmente los de grado universitario, están atrapados por una pinza formada por maestros (muchos) y compañeros (algunos) que les dicen que han de defender las ideas del nacionalismo porque eso es lo correcto, sin lugar a réplica ni debate.
 
La discrepancia está muy mal vista en el ambiente nacionalista, pero la discrepancia en la adolescencia y la juventud pueden ser dramáticas para la alienación de un joven adulto. Pensar por ti mismo, si tus conclusiones te alejan del pensamiento hegemónico, es algo que no te puedes permitir. Solicitar tu examen en español, aunque la ley lo permita, puede llevar a que tu nombre sea anotado en una lista. Tener una foto en Facebook en la que sales celebrando el día de la hispanidad puede dar lugar a que en un futuro un jefe nacionalista te descarte por sistema en un proceso de selección, algo que es muy difícil que ocurra si la situación es la inversa.
 
Hasta que la injusticia es tan manifiesta que no solo muchos alumnos se juegan el dar la cara, sino que también muchos profesores que se habían mantenido en silencio se liberan de la atadura del miedo y se juegan su puesto de trabajo para decir a los cuatro vientos que el futuro de sus alumnos no puede estar secuestrado por ninguna ideología.
 
Este miércoles la indignación cristalizó finalmente en protestas en la Facultad de Derecho de Barcelona cuando los responsables permitieron (como tantas otras veces) que cuatro encapuchados (y no es una frase hecha, eran cuatro) se atrincherasen en la facultad y prohibiesen a los estudiantes acudir a clase "hasta que llegase la república". La connivencia de la dirección, que a la mínima opta por cerrar el centro, provocó que un centenar largo de estudiantes protestaran a la entrada de la facultad entre gritos de "Las aulas son de todos" y "Queremos ir a clase".
 
En este vídeo publicado por Cronica Global podemos ver como este jueves otros encapuchados bloquean los accesos a la facultad de económicas.
 
 
La asociación de jóvenes constitucionalistas S'ha Acabat, que durante estos días ha organizado protocolos para intentar que los alumnos puedan asistir a clase, ha denunciado esta situación en el campus de Diagonal, que se ha extendido a otras facultades en las que los alumnos se niegan a seguir perdiendo clases porque unos radicales se lo impongan.
 
Entre tanto, colectivos secesionistas se concentran repetidamente bajo el lema "A nuestros jóvenes no se les toca", aunque de lo que hablan es de liberar a los detenidos por ejecutar los actos vandálicos en Barcelona, pues esos y no otros son "sus jóvenes". Los jóvenes catalanes cuya vida permanece paralizada a expensas de los radicales no parecen ser suyos.
 
Finalmente los estudiantes han logrado superar las barricadas de los encapuchados y han logrado acceder a la facultad. Una pequeña victoria de la que a buen seguro no informarán en TV3. Una victoria contra el totalitarismo que pretende secuestrar no solo su presente, sino también su futuro.
                   

Voces Layetanas: Artículos relacionados