Los 10 ataques a la democracia del nacionalismo en Octubre

El Nacionalismo Catalán ha abandonado definitivamente su apariencia democrática en una serie de actos totalitarios.         
Noticias
José A. Ruiz 31/10/2019 560
Este octubre, con la excusa de las sentencias al juicio del "procés", el nacionalismo ha dado un paso sin retorno, abandonando definitivamente la democracia. Estas son las acciones que, solo en el mes de octubre, atacan directamente a la democracia y que han sido directamente alentadas por los líderes nacionalistas o, en el mejor de los casos, han nacido en el nacionalismo y no han sido condenadas por sus líderes.
 
1 - Impulso, justificación y enaltecimiento de la violencia:  Los actos violentos de la "semana negra" de Barcelona fueron alentados por la organización secreta "Tsunami Democrátic" con la bendición del gobierno nacionalista. Nada menos que la presidenta de la "Asociación Nacional Catalana", Elisenda Paluzie, ha afirmado en la televisión nacionalista que "es bueno que se produzca violencia porque así el conflicto adquiere visibilidad", y propagandistas del nacionalismo han llevado a cabo una campaña gráfica de exaltación de las imágenes de enfrentamientos callejeros contra la policía, a las que se otorga un tratamiento épico, propio de "hazañas bélicas" y eslóganes como "Quemar contenedores no es violencia" o "No son Violentos, sino Valientes". Las tardías y débiles condenas a la violencia de Torra (en la que culpa de la misma a la policía) no convencen a nadie.
 
2 - Criminalización de las fuerzas de la ley: Cuando hace dos años los Mossos d'Esquadra mantuvieron un perfil bajo y se inhibieron de su obligación de reprimir el referéndum ilegal de 2017, el nacionalismo los bautizó como "la nostra policía", los ensalzó y condecoró.  Sin embargo, en 2019, cuando los Mossos tuvieron que enfrentarse (junto a la Policías Nacional y la Guardia Civil) a una violencia organizada nunca vista en el nacionalismo que se disponía a arrasar las calles de Barcelona, debieron emplearse a fondo, aunque siempre de forma proporcional, para intentar proteger la ciudad.  El gobierno nacionalista disculpó a los violentos y criminalizó el trabajo de los agentes, ahora denominados "fuerzas represoras".  La televisión nacionalista los denominó "putos perros de presa" y "analfabetos".  Para contentar a la CUP, de cuyos dos escaños depende el precario gobierno nacionalista, Quim Torra ha anunciado "la mayor campaña de investigación interna de la historia de los Mossos D'Esquadra" para "depurar" a aquellos agentes que se hayan podido "exceder" en sus funciones.
 
3 - Negación de la justicia nacional e internacional: El nacionalismo en pleno rechaza la sentencia del juicio del "procés".  Y en lugar de confiar en el recurso a Estrasburgo (pues es de suponer que no les dará la razón), lo confían todo a la movilización de las masas en actos de rebelión callejera, al tiempo que cuestionan la validez de las instituciones europeas.
 
4 - Atentado contra la libertad de manifestación:  Los esfuerzos del nacionalismo por impedir la masiva manifestación constitucionalista del 27 de Octubre en Barcelona han sido ímprobos, aunque inútiles.  Se han cortado carreteras y vías férreas, se ha ocupado la estación de Sants y aun así, la asistencia superó con mucho (no hay más que ver las numerosas fotos y vídeos) a la manifestación independentista del día anterior, diga lo que diga la guardia urbana.  Los negacionistas más recalcitrantes afirman que "todos eran españoles de fuera llegados en autocares", aunque también afirman que "el boicot fue un éxito y ningún autocar pudo llegar".  Lógicamente las dos cosas no pueden ser.
 
5 - Atentado contra los derechos de los estudiantes: Y es que incluso en las tertulias de TV3 los líderes cupaires insistían en que las barricadas de los violentos encapuchados a las puertas de las universidades catalanas para impedir que los alumnos pudiesen asistir a clase eran parte del "legítimo derecho a huelga".  Huelga decir (no es un juego de palabras) que si quieres hacer huelga no vas a trabajar o no asistes a clase, pero si impides que los demás lo hagan ya no es huelga, sino represión.  Ningún líder nacionalista condena estos hechos.
 
6 - Atentado contra las libertades de los ciudadanos: El bloqueo del Aeropuerto del Prat (que resultó en el fallecimiento de un ciudadano francés de un paro cardiaco por el estrés y el sobre esfuerzo al tener que marchar a pie por carretera arrastrando el equipaje), los cortes en fronteras, carreteras y vías férreas provocaron un asedio efectivo de la ciudad de Barcelona, con vulneración del derecho de las personas a desarrollar su actividad normal, 
 
7 - Enaltecimiento del terrorismo: No transcurre una semana en la que los manifestantes nacionalistas no entonen el conocido "Visca Terra Lliure!". Recordemos que Terra Lliure fue un grupo terrorista del nacionalismo catalán que tuvo que disolverse a causa de su ineptitud (mató a dos objetivos secundarios al no poder acceder a los principales y sin embargo cuatro de sus propios integrantes fallecieron por accidente al manipular explosivos). Puigdemont se fotografió poco antes de los disturbios con uno de los fundadores de Terra Lliure, mientras comparte con Torra su abogado (condenado por colaborar con ETA) y ambos tienen a un condenado por asesinato del grupo terrorista EPOCA coordinando la "huelga de país" que culminó el viernes quemando las calles de la ciudad. Su principal embajador internacional es Arnaldo Otegui, ex-integrante de ETA. Ningún líder nacionalista cuestiona ni condena estos hechos.
 
8 - Atentado contra la discrepancia política: Los comandos separatistas autodenominados CDR han rodeado y hostigado las sedes de los partidos políticos discrepantes (PP, Ciudadanos, PSC), con pintadas, vandalismo y lanzamiento de objetos. Ningún líder nacionalista condena estos hechos.
 
9 - Atentado contra el marco democrático: Los líderes nacionalistas han "activado" la denominada "Asamblea de Càrrecs Electes" (Asamblea de Cargos Electos), compuesta íntegramente por nacionalistas, sin presencia de la "molesta" oposición, sin discrepancia política ni ningún tipo de fiscalización.  Un gobierno totalitario, en suma.
 
10 - Atentado contra los procesos democráticos: La organización "Tsunami Democratic" que promueve actos vandálicos y terroristas, llama a boicotear la jornada de reflexión.  Otras iniciativas nacionalistas difundidas a través de las redes sociales planean asimismo sabotear los propios comicios electorales, en lo que supone una negación de mensaje que afirmaban defender hace dos años.
 
Y esto, solo ha sido en octubre.
                   

Onda Layetana Noticias: Artículos relacionados